Cuatro motivos para promover la igualdad de género y la diversidad en las empresas

En el Día Internacional de la Mujer, la OIE destaca los argumentos empresariales para promover la igualdad de género y la diversidad.

Christine Lagarde. Ana Patricia Botín. Mary Barra. Oprah Winfrey. Ho-Ching. Estos nombres tan conocidos forman parte de un círculo cada vez mayor de mujeres que están alcanzando las más altas esferas en política y economía. Son la prueba de la evolución, en las últimas décadas, del papel de la mujer en la sociedad y su acceso a las mismas oportunidades que los hombres.

No obstante, si bien se han logrado ciertos avances, numerosos estudios que confirman que la desigualdad de género sigue siendo un reto en todos los niveles de la sociedad, desde la política hasta el mundo del trabajo. Para cambiar estas actitudes y luchar contra los sesgos estructurales o institucionales, hombre y mujeres de todo el mundo están trabajando juntos para defender la igualdad de género y la diversidad. Las redes sociales han creado conciencia sobre esta cuestión y han dado voz a aquellas mujeres que han sufrido discriminación por motivos de género en silencio y durante mucho tiempo.

La OIE, como defensora comprometida de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, está evaluando y promoviendo el argumento empresarial para la diversidad de género en el lugar de trabajo. Sabemos que aprovechar al máximo el talento de toda la fuerza de trabajo no solo es lo correcto, sino que es una decisión inteligente. Para lograrlo, hay que atajar la desigualdad de género, abordando los sistemas, las normas, los sesgos y la cultura que la generan. Teniendo esto en cuenta, nos centramos en apoyar a nuestros miembros y sus empresas afiliadas a diseñar y poner en marcha políticas específicas eficaces que promuevan una fuerza de trabajo diversa.

Por ello, aquí compartimos nuestra respuesta a la pregunta «¿qué aporta la igualdad de género a las empresas?». Son cuatro los motivos principales para aspirar a la igualdad de género y a la diversidad, y están respaldados por estudios y evidencia científica (enlaces en inglés):

  1. Razones económicas: hay estudios que demuestran que si se aprovechase al máximo el talento de las mujeres en la fuerza de trabajo, el PIB podría aumentar en unos 12 billones de dólares (es decir, un 11 % del PIB mundial), que equivale a la suma de las economías china y estadounidense. Un estudio del Fondo Monetario Internacional señala que el aumento de la participación de la mujer en la fuerza laboral aporta grandes beneficios al bienestar económico que superan el 20 % en Asia meridional, Oriente Medio y África septentrional.

  2. Mayor productividad y competitividad: un estudio realizado por la Oficina de Actividades para los Empleadores de la Organización Internacional del Trabajo demuestra que una fuerza de trabajo diversa lleva a una mayor productividad y competitividad. La diversidad de género puede aumentar la rentabilidad entre un 5 y un 20 % y permite a las empresas tener aún más talento y distintos tipos de capacidades a su disposición, lo que contribuye al desempeño de la empresa en general. Se ha identificado la composición de los equipos de trabajo como un elemento clave que influye en el rendimiento. Además, según el estudio del FMI, el conjunto de competencias que posee la mujer y que son complementarias a las del hombre aumentan la productividad, lo que eleva el salario de todos.

  3. Intensidad de innovación: la igualdad de género puede suscitar una «intensidad de innovación»: las empresas con mujeres en sus directivas registran más patentes que las empresas que no cuentan mujeres en sus puestos de dirección. Además, una fuerza de trabajo diversa promueve la fidelidad de los clientes y refuerza la marca. Esto se debe a que quienes trabajan en contextos abiertos, diversos e inclusivos suelen ser más productivos, pues pueden mostrarse tal y como son en su lugar de trabajo, ser creativos y generar ideas innovadoras para la marca. Los clientes y los accionistas son también diversos, por lo que las empresas diversas representan mejor a su clientela.

  4. Facilidad para hacer negocios: las empresas con una fuerza de trabajo diversa inspiran a otras empresas afines a invertir y a hacer negocios con ellas, lo que facilita el acceso a nuevos mercados. Según la revista Harvard Business Review, los equipos directivos diversos son un 70 % más susceptibles de conquistar nuevos mercados.

Las empresas y organizaciones miembro de la OIE están comprometidas a acabar de forma prioritaria con la discriminación de género en el lugar de trabajo, para así conseguir un cambio duradero y sostenible y cosechar los beneficios de la diversidad de género. Únase a la a la Red de Género de la OIE y ayúdenos a promover la diversidad y la igualdad en el lugar de trabajo.

Dirección de la OIE

71 Avenue Louis-Casaï
1216 Cointrin, Ginebra (Suiza)

T: +41 22 929 00 00
F: +41 22 929 00 01

ioe(at)ioe-emp.com

1
×